¿Los tratamientos oncológicos provocan alteraciones cognitivas? ¿Cómo superarlas?

Claudia Panciroli. Investigadora de ciencias neurocognitivas. Badalona ICO

Durante décadas, los supervivientes de cáncer han descrito que experimentan problemas cognitivos, meses o incluso años después del tratamiento. Debido a que muchos de estos supervivientes recibieron quimioterapia, este fenómeno se ha llamado “cerebro en quimio” o “neblina química”.

FUNCIONES NEUROCOGNITIVAS

Las funciones neurocognitivas más frecuentemente alteradas son:

  • Memoria verbal
  • Atención
  • Velocidad de procesamiento de la información
  • Funciones ejecutivas
  • Construcción viso-espacial

Algunos de los problemas del “cerebro en quimio

  • Dificultad para recordar cosas que antes solía recordar fácilmente.
  • Dificultad para recordar detalles como nombres, fechas y acontecimientos.
  • Dificultad para recordar palabras comunes, “cuando te hablan, no recuerdas lo que te han dicho” ¿Por qué? Por que ni has escuchado (por falta de concentración), ni has memorizado lo que decían. Evidentemente, pasa de forma totalment involuntaria. Pensaba que había entendido pero ni has escuchado, ni has memorizado.
  • Dificultad para concentrarse en lo que hace, y necesidad de más tiempo para terminar lo que está haciendo. Me noto más torpe más lenta, necesito más tiempo para hacer las cosas que antes.
  • Dificultad para hacer más de una cosa a la vez, como por ejemplo, contestar una llamada telefónica mientras cocinas, sin descuidar una de ellas.
  • Dificultad en organitzar y planificar.
  • Dificultad de hacer dibujos, orientarse,etc

MIentras que para algunas personas los cambios llegan rápido y les duran poco tiempo, otras experimentan cambios leves de larga duración. En la mayoría de los casos, los cambios son sutiles;  puede que quiénes estén alrededor de la persona con cáncer ni se den cuenta de cambio alguno; pero la persona que tiene estos problemas sí percibe la diferencia en su modo de pensar.

1

CAUSAS

Recientes estudios reportan que hasta el 15-25% de los pacientes oncológicos padecen trastornos cognitivos: “cerebro en quimio”.

Aunque los cambios cognoscitivos se han asociado con el tratamiento de muchos tipos de cáncer, la investigación reciente se ha concentrado en los cambios cognitivos en supervivientes del cáncer de seno.

Los primeros investigadores pensaron que los problemas cognitivos eran una consecuencia de la quimioterapia sola. Estudios más recientes han sugerido que la combinación de la quimioterapia y la terapia hormonal, o incluso la terapia hormonal sola, puede causar estos cambios .

Actualmente la causa de este deterioro no es bien conocida, se cree que pudiera relacionarse con: Tratamiento quimioterápico (y/o hormonal) o alteraciones psiquiátricas subyacentes (ansiedad, depresión, estrés, etc..) sobretodo estrés.

VALORACIÓN

  • Pruebas son juegos que valoran funciones comentadas. En papel y lápiz o en ordenador.
  • Test para calidad de vida, nivel depresion, sintomas como dolor, etc.
  • RM funcional (resting State, es decir en reposo): RM a nivel cerebral donde valoran estructura y funciones del cerebro. Antes de empezar, al acabar y seguimiento.
  • También determinadas pruebas en sangre de algunas proteínas, pero el estudio de estos biomarcadores se encuentran en un estadio  muy inicial.

Estudios más recientes incluyen técnicas de neuroimagen avanzadas para detectar la alteración anatómica de los déficits cognitivos.

Se han descrito diferencias estructurales y funcionales cerebrales en pacientes con càncer de mama tratados con quimioteràpia y grupos controles.

La reducción del volumen de la sustancia gris y de la integridad de la sustancia blanca → deterioro de la atención y memoria.

La reducción en la densidad de la materia gris de áreas frontales → deterioro de las funciones ejecutivas.

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

¿Se puede prevenir?

Hasta el momento, desconocemos las causas del “quimio cerebro” y no tenemos manera de prevenirlo.

El beneficio de estudiar esta alteración, nos ayudará a pensar en una posible rehabilitación, ejercicios etc antes, y seguir después una vez finalizado el tratamiento.

Genera problemas psicológicos y/o psiquiátricos: el déficit de la memoria me afecta en mi trabajo, si tengo problemas en la reincorporación laboral, mi calidad de vida baja, puede derivar a ansiedad, depresión, baja autoestima entre otros.

¿Terapias?

Como superar estas alteraciones? Actualmente se recomiendan tareas en casa, ya que la ayuda externa sería ideal pero no está establecida a día de hoy.  Sabemos que el cerebro es muy plástico, se adapta a nuevas situaciones. Cuanto más lo entrenemos y lo hagamos trabajar, más resultados tendremos.

Futuras terapias? Estimulación intracraneal, aumentan la capacidad de  memoria,  en oncología no ha sido aplicado de momento.

¿CÓMO SOBRELLEVAR EL DIA A DIA?

  • Usar un organizador de actividades. Mantener todo en un mismo lugar para facilitar encontrar los recordatorios que podria necesitar. Anotar y estar pendiente de las citas médicas y las horas de consulta, las listas de cosas por hacer, las fechas importantes, los números de teléfono y las direcciones, las notas de las reuniones
  • Ejercitar el cerebro. Hacer  algún curso,  crucigramas o aprender algo nuevo.
  • Descansar y dormir lo suficiente.
  • Ejercite su cuerpo. La actividad física habitual es buena para el cuerpo, mejora el estado de ánimo, le vuelve más alerta y le ayuda a entirse menos cansado.
  • Comer abundantes verdures. Los estudios realizados indican que comer más verdures puede ayudar a mantener a un buen ritmo el poder mental.
  • Establecer una rutina y seguirla.
  • No intentar  hacer muchas cosas a la vez.
  • Tomar nota de sus problemas de falta de memoria. Lleve un registro de cuando note estos problemas y que está sucediendo en esos momentos. Los medicamentos que toma, la hora del día y el sitio dónde se encuentra para ayudar a darse cuenta  de qué es lo que está afectando su memoria. Registrar cuándo los problemes empeoran también puede ayudarle a prepararse para no planear charlas o reuniones importantes en esos momentos.
  • Procurar no enfocarse en cuánto le molesta el “cerebro en quimio”. Aceptar los problemas, le ayudará a afrontarlos. Los pacientes comentan que poder reírse de lo que uno no puede controlar puede ayudarle a lidiar el problema. Por lo demàs, recuerde que probablemente usted nota sus problemas mucho más de lo que los demás lo notan.