Un día a la vez

Soy Miriam Mendoza y tengo 43 años, todo empezó hace un par de años, tengo dos hijos y a la pequeña le seguía dando pecho, un sábado por la tarde me recosté y me toque mi pecho en ese momento me sentí una bolita!!! Tuve mucho miedo por qué mis pechos tenían mucha leche y la bolita se sentía muy grande, inmediatamente llame a mi ginecóloga para concertar una cita….. Me mando a realizarme mastografia y ultrasonido pero lo principal era quitarle el pecho a mi pequeña, una semana de angustia y mucha tristeza, por qué mi pequeña no quería comer ni tomar leche en Manila, no con vaso ni con nada. Por mi cabeza pasaban mil cosas, tenía miedo,angustia…… Pasada la semana me programaron para cirugía, había que retirar el tumor para saber si era maligno o benigno, otra semana de incertidumbre, llegaron los resultados de patología y la gran noticia era benigno!!!! Que felicidad!!! Pasaron 6 meses y me sentí unas bolitas en la axila yo asumí que era por qué tenía anginas jajaj, siempre tratando de buscar una explicación a las cosas…. Acudí nuevamente con la Ginecologa, me hizo una biopsia para determinar por qué se me habían formado los ganglios, el oncólogo me dijo que no me preocupara que no debía haber nada por qué estaba limpia.

Nuevamente la incertidumbre, la espera de los resultados tardó dos semana y no fueron nada favorable, el diagnóstico era “CÁNCER” mi doctora me recomendó una segunda opinión y ahí empezó este camino, mi marido y yo estábamos devastados, mis hijos muy pequeños y si sí tenía mucho miedo, miedo a lo desconocido, pero había que tomar cartas en el asunto, nos fuimos al Hospital General en la Ciudad de México, me revisaron los oncólogos y me mandaron realizarme mastografia, ultrasonido y biopsia. Una vez que tuvieron los resultados confirmaron el diagnóstico CANCER DE MAMA IIIA, había que actuar rápido el cáncer ya estaba muy avanzado y había que verificar si no había METÁSTASIS. Después de más estudios se confirmó que solo estaba encapsulado en axila, el tratamiento debía empezar inmediatamente…… 16 quimioterapias….. Estaba muy espantada mi familia devastada, mi marido desecho, pero yo quería seguir viva y seguir adelante así que empezó el tratamiento, después de la 3ra quimios el cabello empezó a caerse, al igual que pestañas y cejas, llore me encerré en casa no quería que nadie me viera, este proceso era más fuerte ir yo, era más difícil que cuando me enteré que tenía cancer, llego el día y me rapó mi marido, descanse, se terminaron mis dolores de cabeza, pero estaba pelona !!!! Lloré mucho pero tampoco me iba a dejar vencer !!! Empecé a usar pelucas y mascadas, pestañas postizas y a pintarme la ceja ….. me convertí en una mujer muy coqueta y mi vida se volvió a transformar!!! Termine las quimioterapias y seguía la mastectomia…. No tenía miedo de que me quitaran un pecho, tenía miedo de no aguantar la operación, de no salir de la anestesia, ese si era mi miedo, el no estar para mis hijos, pasaban mil cosas por mi cabeza pero tenía que seguir. Salí de la operación muy bien, pero la sensación que sentí cuando me pusieron la anestesia, fue horrible, no podía respirar, no podía hablar, sentí que me moría, pero todo era parte del proceso, Miriam estaba viva y con más ganas que nunca, siempre he sido una mujer alegre y con mucha energía, esto era parte de un mal sueño!!!! Nunca deje de manejar ni de hacer mis actividades, mis pequeños necesitaban a la mama fuerte y aguerrida!!!! Ya solo faltaban las radiaciones!!! Muchas veces quince tirar la toalla, no seguir con el tratamiento, estaba cansada, fastidiada y muchas veces la pase muy mal!!! Pero aquí estoy, soy una mujer que quiere ayudar a más mujeres a seguir adelante, y la mejor manera era dando a conocer mi experiencia, muy pocas personas, familiares, amigos y conocidos sabían por lo que había pasado, pero mi marido y yo decidimos hacer un programa de radio por internet en donde yo pudiera contar mi historia y buscar alternativas y dar opciones a mujeres que al igual que yo estuvieran pasando por este padecimiento, en ese momento surgió UN DÍA A LA VEZ, por qué así es como vivo hoy, por qué hoy es un nuevo inicio, por qué voy caminando un día a la vez. Gracias por permitirme ser parte de sus historias y dejarme ser parte de su camino. Esto es lo que soy y hoy vivo para contarlo.

 

Publicado por

cmmetastasico

Asociación Cáncer de Mama Metastásico trabaja para una mayor visibilidad y concienciación del estadio IV del cáncer de mama. Luchamos para más investigación de las metástasis.

2 respuestas a “Un día a la vez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s