Diferencia entre “discapacidad” e “incapacidad” (1ª parte)

ley-discapacidad

¿Qué es la discapacidad?

  • La discapacidad es la restricción o ausencia, por motivos físicos, sensoriales o psicológicos, de la capacidad de realizar una actividad en la forma considerada normal para un ser humano. Una persona con discapacidad es aquella que tiene una limitación para el desarrollo de algunas de las tareas cotidianas de la vida. Para que esta discapacidad sea reconocida legalmente ( es decir obtener una serie de beneficios, fiscales, sociales, culturales, acceso al trabajo público, etc), es  necesario tener un grado de discapacidad que alcance un grado del 33% o superior

La Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, artículo 4º, lo define así:

“Son personas con discapacidad aquellas que presentan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales, previsiblemente (no significan que lo sean) permanentes que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.”

 

discapacidad

 

¿Qué es la incapacidad?

  1. La incapacidad, en el ámbito laboral, es la situación en la que un trabajador no está capacitado para realizar un trabajo o cualquier trabajo, dependiendo del grado de incapacidad.

    Por lo que un trabajador puede ser discapacitado y no tener una incapacidad o al revés. Por ejemplo, una persona con hemofilia tiene una discapacidad del 33% pero es perfectamente capaz de trabajar.  Un trabajador con depresión crónica puede tener una incapacidad permanente total para su trabajo habitual como conductor de camiones, pero no tiene ningún grado de discapacidad

    Otro ejemplo para verlo más claramente: supongamos un trabajador que se encuentra en una silla de ruedas.

    A.  Puede ser que se encuentre en situación de incapacidad temporal porque le acaban de operar de una rotura de menisco. Era entrenador de un equipo de baloncesto en un Instituto y durante los cuatro meses que tardará en recuperarse de la intervención, estará de baja (en situación de Incapacidad temporal en este caso y siguiendo los plazos y revisiones que contempla el INSS) , porque no puede desarrollar su trabajo habitual. La revisiones y el desarrollo le derivarán, o no,  a una Incapacidad Permanente.

    b. La misma persona en silla de ruedas, puede tener una discapacidad que le impide mover las piernas. Hace diez años tuvo un accidente de tráfico y desde entonces no puede caminar. Sin embargo, a pesar de su discapacidad, es un trabajador en activo, ya que es el fisioterapeuta de una selección de deportistas paralimpicos. Es discapacitado, lo que le comporta los beneficios que la Ley le da pero no tiene una Incapacidad par trabajar.

Por tanto son 2 términos que generan confusión, ¿al obtener una se adjudica la otra? ¿Son trámites diferentes o las podemos conseguir a la vez? La respuesta es NO: no son equivalentes y se tramitan por vías diferentes, aunque hay que aclarar que la Incapacidad Permamente Total (IPT) se equipara automáticamente a un certificado de discapacidad del 33% en lo que respecta al empleo. Es decir, con la IPT no tendremos un certificado de discapacidad como tal, sino que sólo accederemos a los beneficios/ventajas que respectan al ámbito laboral.

Aunque son dos situaciones distintas, como estamos intentando hacer ver una de carácter profesional (incapacidad) y otra de carácter más amplio (discapacidad), la “Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social “establece en su artículo 4º que:

“Tendrán la consideración de personas con discapacidad aquellas a quienes se les haya reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento. Se considerará que presentan una discapacidad en grado igual o superior al 33 por ciento los pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente en el grado de total, absoluta o gran invalidez, y a los pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente para el servicio o inutilidad.”

En cualquier caso, hay que tener muy claro que NO SON TÉRMINOS SINÓNIMOS. Se puede tener discapacidad y no IPT-A (Incapacidad permanente total o absoluta como ocurre en mucha de nosotras). En cambio lo contrario si es automático, pues tener considerada una Incapacidad total, absoluta o gran invalidez, comporta como mínimo un 33% de discapacidad (en Gran invalidez es necesariamente mucho más).

En el próxima entrada entraremos en la discapacidad, y hablaremos de cómo obtener el grado, competencias, beneficios, etc.

Publicado por

olivia

Supervivencia, lucha, amor por los libros que me inspiran y han conformado mi existencia

2 respuestas a “Diferencia entre “discapacidad” e “incapacidad” (1ª parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s