Algo está cambiando

images-9

Sí, lo sé, pues no hay nadie mejor que yo para saber lo que ocurre en mi cuerpo. Siempre he sido consciente de esa realidad. Al instante de finalizar mi primer tratamiento de lucha con el cáncer recuerdo decir:  -Sé que en mi caso esto es sólo el principio- . Quizás muchas lo hayan pensado también, e igual algunos lleguen a decir que es ese propio pensamiento el que produjo la recidiva. No importa cómo, ni de qué manera, sólo sé que volvió apenas pasado un año y medio.

Al año fui otra vez consciente de que mi cuerpo se iba degenerando y, a pesar de los llamamientos a mi doctora, hasta que no llegué con un bastón y medio cuerpo dormido no se dieron cuenta de que algo estaba pasando. Se pusieron “manos a la obra” y aunque ya se había extendido a varios órganos lograron parar el avance, incluso he llegado a tener casi una desaparición de mis metástasis. Pero también había pagado un precio, la metástasis provocó roturas de las vértebras cervicales y además llegaron a la C2 tocando el canal medular. Recuperé la movilidad (aunque no la del cuello y en vista de la extensión una operación ya no es factible).

Ahora la trombocitopenia, con apenas unos seis meses,  indica que hay una toxicidad del novedoso tratamiento TDM-1, y ello  me ha puesto “la mosca tras la oreja”, y de nuevo he vuelto a sentir , como las otra veces,  que finalizamos un nuevo ciclo. Soy una persona informada, me gusta saber y comprender lo que me atañe y además soy consciente de mi realidad. HerceptinSoy Her2, y el tratamiento que “cura” el cáncer o mantiene a las personas con metástasis en un largo período de estabilidad, el famoso trastuzumab (o combinado con pertuzumab) no funciona, soy de ese tanto por ciento pequeño que el “milagroso” anticuerpo no actúa adecuadamente.  Es la realidad, de la que me gusta ser consciente, aunque a veces juegue con los sueños.

Aceptar, es muy difícil. Lo dice quien lo pronuncia cada momento del día y quien mismamente hace continuas reflexiones sobre ello. Aceptación, es comprender que todo: vida y muerte en un “totum revolutum”. Esta enfermedad me ha enseñado muchas cosas -sé que a otras personas esto les parece incomprensible- y de todo lo aprendido, aparte de el bello sabor de la vida, el amargo sabor de que todo tiene un principio y un final y por tanto hay que disfrutarla cada segundo. He comprendido que el sufrimiento y el dolor a pesar de lo que que significan, también forman parte de esa misma existencia y por tanto es una experiencia de la que aprender, aunque muchas veces me resulte todo incomprensible e injusto… eso también forma parte de esta vivencia, la dualidad de nuestros propios pensamientos respecto a lo que nos va sucediendo (mi propia historia ha sido un continuo aprendizaje) . Aceptar es tranquilidad ante lo que haya de venir y buscar un sentido a todo, pasar por la vida sabiendo que eres alguien determinado, un Ser que es único e intransferible. Sí,  he aprendido a vivir… y quizás a morir.

Nunca he llorado ante cualquier diagnóstico, he escuchado con estoicismo las noticias que me iban dando y mi mente solo pensaba en los datos esperanzadores y las probabilidades de supervivencia. Como buena perfeccionista y controladora, había hecho un cálculo de unos diez años, y además sumaba respecto a la probabilidad de nuevos tratamientos para alargar un poco más18557428_10209488456392753_3176891021170980097_n mis opciones. No quería dejar cargas de ningún tipo y ese cálculo estaba en función de mi hipoteca… ¡siempre pragmática! Ahora es evidente, ante las metástasis de la columna y la resistencia al trastuzumab solo queda seguir y vivir. Disfrutar, buscar nuevas opciones y sobre todo liberarme, ser libre. Volar sin rencores, sin cargas emocionales excepto  para aquellos que  amo y me aman. Ser libre, ese es mi gran deseo y mientras sigo creciendo “en libertad”, me he puesto como compromiso ineludible luchar por el reconocimiento de muchas mujeres y hombres que escondidos tras estadísticas y  negros augurios luchan cada día con su callada existencia como enfermos de cáncer de mama metastásico,  el poder ver crecer a sus hijos,  seguir amando a sus seres queridos, aliviar el dolor y que el resto de la sociedad sepan que existen y son. Este es el nuevo sentido de mi vida. Seguimos.

Publicado por

olivia

Supervivencia, lucha, amor por los libros que me inspiran y han conformado mi existencia

3 respuestas a “Algo está cambiando

  1. Yo empecé este camino hace casi 5 años pero hasta este mes de abrilno han aparecido las metástasis. Como tú, siempre tuve lacerteza que eraun camino sin regreso, que volvería y se quedaría. Sigo siendo una persona feliz y disfruto de la vida pero también soy consciente de la situación. Por ello uno de mis grandes porqués es darnos visibilidad, no adociarnos on muerte inminente y sobre todo conseguir mas investigacion. Te quiero guapa!

    Me gusta

    1. Tenemos que seguir , a nivel personal sin duda evidentemente, pero también como ser social que se debe comprometer con una causa que provoca tanto sufrimiento en silencio.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s