Marcadores tumorales

http://www.quo.es/var/quo/storage/images/salud/que-hacen-con-la-sangre-despues-de-un-analisis/163651-16-esl-ES/que-hacen-con-la-sangre-despues-de-un-analisis_ampliacion.jpg

¿Qué son los marcadores tumorales?

Los marcadores tumorales son sustancias producidas por las células cancerosas o por otras células del cuerpo como respuesta al cáncer o a ciertas afecciones benignas (no cancerosas). La mayoría de los marcadores de tumores son producidas tanto por células normales como por las células cancerosas, aunque en general se producen en mayor cantidad por las células cancerígenas.

 ¿Para qué sirven?

Los marcadores de tumores se usan para ayudar a detectar, a diagnosticar y a controlar algunos tipos de cáncer. Aunque una concentración elevada de un marcador de tumores puede sugerir la presencia de cáncer, este hecho solo no es suficiente para diagnosticar cáncer.

¿Qué limitaciones tienen?

  • La mayoría de marcadores tumorales no son específicos de un tipo concreto de tumor.
  • Además, no todos los pacientes con un mismo tipo de tumor muestran un nivel elevado de un determinado tipo de marcador tumoral.
  • Por último, hay algunas situaciones no cancerosas en las que puede estar elevado alguno de los marcadores tumorales conocidos.

 ¿Cómo se miden los marcadores tumorales?

Los marcadores tumorales pueden medirse en el propio tumor o en los diferentes líquidos corporales (sangre, orina…).

Marcadores tumorales en el cáncer de mama

CEA (Antígeno carcinomaembrionario)

Su elevación se ha relacionado con cáncer colorrectal principalmente pero también con otras neoplasias, como el cáncer de mama.

También se ha visto que aumenta su valor con patologías benignas como cirrosis, hepatitis, ictericia obstructiva, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, infecciones gastrointestinales, o pulmonares, enfisema, hipertrofia de próstata y enfermedad renal, asi como en fumadores.

 Valores de normalidad

< 2,5 ng/ml: normalidad

>5 ng/ml: alterado

2,5-10 ng/ml puede detectarse en personas fumadoras y/o patologías benignas previamente mencionadas.

 >10 ng/ml alta sospecha de enfermedad maligna (sospecha, no diagnóstico siempre necesita confirmación por pruebas de imagen)

 La determinación del CEA no es útil para fines de detección precoz, pues en cáncer de mama locorregional no suele elevarse. Es decir, raras veces se encuentra elevado en estadíos iniciales de la enfermedad.

La principal utilidad de este marcador tumoral es en el seguimiento de pacientes que han sufrido cáncer de mama, pues su elevación o lo que es más importante la tendencia de la curva pueden estar prediciendo recidiva y/o metástasis. También tiene utilidad en el seguimiento de pacientes con cáncer de mama metástasico para monitorizar la respuesta a los tratamientos.

Ca 15-3 (Antígeno carbohidrato 15-3)

El Ca 15-3 es un marcador tumoral que muestra una alta especificidad para el cáncer de mama y su elevación se ha relacionado con la extensión de la enfermedad, es decir con el tamaño/ volumen tumoral. Pero también se ha visto que aumenta en otras patologías benignas como LES, artritis reumatoide, TBC pulmonar, EPOC, sarcoidosis, hipotiroidismo y anemia ferropénica.

Cuando me detectaron las metas ya tenía 700, y la onco para tranquilizarme me dijo que ella había visto de 4.000. El verano pasado, cuando llegué a +7.000, le dije -Ahora ya puede decir que viste de más de 4.000-, se sonrió. Me lo tomo con humor (negro) ya.
He buscado en Internet si había tablas con marcadores muy elevados, pero no he encontrado nada. No es que me sienta peor de repente, pero en mi caso sí coincide siempre con progreso de la enfermedad. El año pasado cuando empezaron las metas en ovarios, me llegaron a subir en cada revisión  (3 o 4 semanas) de 1.000 en 1.000 y 2.000., llegando casi a 7.500.
Los tratamientos no me hacen efecto, funcionan algo al principio, pero luego ya vuelven a subir. Tras quitarme los ovarios los marcadores fueron bajando junto con el Palbociclib hasta 3.700 +/-.  Pero ya llevo meses que dejó funcionar y han vuelto a subir.
Lo que para alguna son muy elevados, como por ejemplo 150, en mi caso cuando me suben solo eso salgo súper contenta. La última me subieron 400 y mi oncóloga me dijo que para mí no era mucho. Jeje.

Dunnia

 Valores de normalidad:

< 25 – 40 U/ml: los valores de normalidad establecidos son muy variables pero tenemos que saber que en cualquier marcador tumoral, lo importante es la tendencia, es decir las determinaciones seriadas y la curva que muestren.

Los pacientes sometidos a tratamiento por cáncer de mama pueden mostrar el Ca 15-3 elevado durante un periodo de tiempo comprendido entre 30 y 90 días después del tratamiento.

Tengo cáncer de mama inflamatorio con metástasis óseas y pulmonares desde el diagnóstico, y desde hace unos meses también cutáneas. Sin embargo mis marcadores siempre han sido negativos. El valor más alto que ha alcanzado el Ca 15-3 en mi caso ha sido 27. Desde que estoy con tratamiento hormonal me ha bajado hasta 6, aunque ahora está empezando a subir poco a poco. La oncóloga siempre me dice que, al ser negativos, en mi caso no son importantes, y que su subida puede ser debida a muchos factores.

Kiara

 

Conclusiones

  • No existe ningún marcador tumoral ideal
  • CEA y Ca 15-3 no son útiles para diagnóstico precoz del cáncer de mama, suelen aumentarse en casos con enfermedad más avanzada.
  • CEA y/o Ca 15-3 elevados no son diagnósticos, debe siempre hacerse una correcta historia clínica, exploración física y exámenes complementarios.
  • CEA y/o Ca 15-3 pueden elevarse en situaciones benignas y no realcionadas con el cáncer de mama.
  • CEA y/o Ca 15-3 normales no descartan cáncer de mama en estadío locorregional, ni en estadíos avanzados.
  • La principal utilidad de CEA y/o Ca 15-3 será para seguimiento de pacientes que han sufrido cáncer de mama e intentar predecir recidiva y/o metástasis y en la monitorización del tratamiento en pacientes con cáncer de mama, sobre todo en las pacientes con cáncer de mama metastásico.

¿Quieres saber más sobre MARCADORES TUMORALES? Clica aquí.

Fatiga emocional

Foto_articulo_fatiga_emocional

Cuantas veces nos hemos repetido….”Estoy tan cansada”. El cansancio es parte de nuestra vida con esta enfermedad y tenemos que sobrellevarlo como podamos.

Existen 3 tipos de cansancio:

El Físico: Se caracteriza por el esfuerzo que comporta realizar cualquier actividad, especialmente por las mañanas, y alteraciones de sueño, dolor de cabeza, musculares, digestivos, falta de apetito o comer de forma compulsiva.

El Mental: dificultad en la atención, concentración , memoria y a la hora de focalizar cualquier actividad.

El Emocional o Psicológico: Preocupación constante, desanimo, ataques de llanto, pesimismo o irritabilidad, consecuencia de hacerlo todo con un gran sobreesfuerzo. Aquí esta nuestra llamada “ Montaña rusa emocional”. La causa mas habitual del l cansancio físico es el estrés, el estrés es un mecanismo adaptativo que nos prepara para afrontar diferentes situaciones que percibimos como amenazas o difíciles. Tiene que ver con la lucha o huir . Cuantas veces nos hemos convertido en una supermujer que debe abarcarlo todo o casi todo y además hacerlo muy bien…Esto se llama “ Síndrome de la mujer maravilla”, y el precio que paganos es físico , mental y emocional. Un cansancio que no se alivia durmiendo. Llega un momento que la resignación se apodera de nosotras. La falta de energía, la desgana y el negativismo, no siempre son entendidos por nuestro entorno.

¿Qué pasa cuando sentimos que no tenemos energía vital suficiente como para seguir dando a los hijos, pareja, padres, amigos, o en el trabajo….?

Pues que a todos estos síntomas les sumamos sentimientos de ineficacia y desesperanza.

La novelista y filosofa francesa Simone de Beauvoir afirmaba:
“ La existencia de la mujer se construye en el entorno al ser para otros”, pero debería evitarse llegar a la desconexión con una misma.

Así que…Cuidémonos, querámonos , dejémonos cuidar y pidamos ayuda. A veces hay que decir “basta” para volver a conectar con una misma.

Vanesa

Libertad de ser

La sensación de libertad. A veces estar en el mar prácticamente sola y mirar el horizonte, hacer una parada en un sendero abrir los ojos, respirar y sólo sentir el sonido del aire mecer las ramas de lo árboles, sentarte un día de lluvia bajo una ventana, estar leyendo, parar un instante y con la mirada perdida ir mas allá de lo que ves tras esas mismas ventanas. Libertad, hermosa palabra acaparada como patrimonio de unos y destruidas por otros. Pero la libertad no es algo intrinseco al ser humano (que va unida a esa capacidad de ser en si y por si mismo alguien único aunque solitario), pertenece a todos los seres vivos. Todos, curiosamente sometidos a las leyes de la Naturaleza o de un Ser Superior, pero libres en nuestras decisiones, actitudes, sentimientos…Sí, somos libres aunque creamos que nuestras cadenas físicas y psíquicas son más fuertes. La Historia de la Humanidad es la historia de una lucha cruel. pero también heroica por la libertad de los derechos del hombre y de la mujer, por la libertad política e identitaria de los pueblos, lucha por el respeto de tus creencias. Curiosamente a todos no es más factible y bello alcanzar ese ideal de libertad cuando traspasa al propio sujeto; pero conseguir la libertad interior, ¡ay amigos eso es otra cosa! Esa es la gran lucha heroica, más difícil y la que menos importancia llegamos a darle, no viene en los libros de Historia sino en los hechos cotidianos de cada día. Podemos tener responsabilidades, hijos, parejas, padres, trabajo, enfermedad y ser libre ¿Cómo? Pues igual que lucharíamos por esa “Libertad” que se graba en las piedras, poniéndonosla como objetivo e ir a por ella, desearla, embuirnos del deseo de ser verdaderamente libres a pesar de nuestras cadenas visibles o invisibles . Es una “lucha” sin descanso – es verdad que solitaria- pero enriquecedora. Hoy más que nunca anhelo mi libertad de Ser, de no dejarme llevar por las incertidumbres de lo que se escapa ahora de mis manos, en pensar en posibilidades futuras, en proyecciones de futuros sin sentido nacidas del miedo.  Yo solo tengo mi ahora, y es ahí donde debo vivir y conseguir esa anhelada libertad . Ella, la libertad, me permite vivir aunque no dejar de sufrir me sea inevitable, pero puede aliviar los dolores del pesar inútil: lo que pueda suceder o no, el cómo fui y soy ahora, lo que piensan los demás, si me entiende el vecino o no, las personas “tóxicas”… ¡tantos pensamientos sin sentido!. Me gusta esta fotografía me da la hermosa sensación de libertad, de trotar sin rumbo por las amplias estepas. No hay destino, no hay mañana, sólo sentir el aire. Así quiero mi Ser. Quiero ser libre… Seguimos

fullsizeoutput_bc1

Diferencia entre “discapacidad” e “incapacidad” (1ª parte)

ley-discapacidad

¿Qué es la discapacidad?

  • La discapacidad es la restricción o ausencia, por motivos físicos, sensoriales o psicológicos, de la capacidad de realizar una actividad en la forma considerada normal para un ser humano. Una persona con discapacidad es aquella que tiene una limitación para el desarrollo de algunas de las tareas cotidianas de la vida. Para que esta discapacidad sea reconocida legalmente ( es decir obtener una serie de beneficios, fiscales, sociales, culturales, acceso al trabajo público, etc), es  necesario tener un grado de discapacidad que alcance un grado del 33% o superior

La Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, artículo 4º, lo define así:

“Son personas con discapacidad aquellas que presentan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales, previsiblemente (no significan que lo sean) permanentes que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.”

 

discapacidad

 

¿Qué es la incapacidad?

  1. La incapacidad, en el ámbito laboral, es la situación en la que un trabajador no está capacitado para realizar un trabajo o cualquier trabajo, dependiendo del grado de incapacidad.

    Por lo que un trabajador puede ser discapacitado y no tener una incapacidad o al revés. Por ejemplo, una persona con hemofilia tiene una discapacidad del 33% pero es perfectamente capaz de trabajar.  Un trabajador con depresión crónica puede tener una incapacidad permanente total para su trabajo habitual como conductor de camiones, pero no tiene ningún grado de discapacidad

    Otro ejemplo para verlo más claramente: supongamos un trabajador que se encuentra en una silla de ruedas.

    A.  Puede ser que se encuentre en situación de incapacidad temporal porque le acaban de operar de una rotura de menisco. Era entrenador de un equipo de baloncesto en un Instituto y durante los cuatro meses que tardará en recuperarse de la intervención, estará de baja (en situación de Incapacidad temporal en este caso y siguiendo los plazos y revisiones que contempla el INSS) , porque no puede desarrollar su trabajo habitual. La revisiones y el desarrollo le derivarán, o no,  a una Incapacidad Permanente.

    b. La misma persona en silla de ruedas, puede tener una discapacidad que le impide mover las piernas. Hace diez años tuvo un accidente de tráfico y desde entonces no puede caminar. Sin embargo, a pesar de su discapacidad, es un trabajador en activo, ya que es el fisioterapeuta de una selección de deportistas paralimpicos. Es discapacitado, lo que le comporta los beneficios que la Ley le da pero no tiene una Incapacidad par trabajar.

Por tanto son 2 términos que generan confusión, ¿al obtener una se adjudica la otra? ¿Son trámites diferentes o las podemos conseguir a la vez? La respuesta es NO: no son equivalentes y se tramitan por vías diferentes, aunque hay que aclarar que la Incapacidad Permamente Total (IPT) se equipara automáticamente a un certificado de discapacidad del 33% en lo que respecta al empleo. Es decir, con la IPT no tendremos un certificado de discapacidad como tal, sino que sólo accederemos a los beneficios/ventajas que respectan al ámbito laboral.

Aunque son dos situaciones distintas, como estamos intentando hacer ver una de carácter profesional (incapacidad) y otra de carácter más amplio (discapacidad), la “Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social “establece en su artículo 4º que:

“Tendrán la consideración de personas con discapacidad aquellas a quienes se les haya reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento. Se considerará que presentan una discapacidad en grado igual o superior al 33 por ciento los pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente en el grado de total, absoluta o gran invalidez, y a los pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente para el servicio o inutilidad.”

En cualquier caso, hay que tener muy claro que NO SON TÉRMINOS SINÓNIMOS. Se puede tener discapacidad y no IPT-A (Incapacidad permanente total o absoluta como ocurre en mucha de nosotras). En cambio lo contrario si es automático, pues tener considerada una Incapacidad total, absoluta o gran invalidez, comporta como mínimo un 33% de discapacidad (en Gran invalidez es necesariamente mucho más).

En el próxima entrada entraremos en la discapacidad, y hablaremos de cómo obtener el grado, competencias, beneficios, etc.

Las 2 caras del cáncer

Captura de pantalla 2017-08-09 a las 19.12.04

Cuando hablo de mi cáncer siempre digo que tiene muchas cosas malas, ya que es una auténtica putada que con 35 años te diagnostiquen cáncer de mama y con 37 metástasis.
Pero también digo que el cáncer me ha enseñado muchas cosas, que tal vez y solo tal vez, no habría aprendido o valorado si esta enfermedad no hubiera invadido mi vida.
Está claro que cuando dices que el cáncer te ha enseñado cosas, mucha gente se echa las manos a la cabeza (la mayoría que no han padecido cáncer). Pero en mi caso es así, yo pasaba por la vida a mil por hora, quejándome de cosas que ahora me parecen insignificantes y sin darme cuenta el valor que tiene un día, una hora o un minuto de nuestras vidas.
Por eso creo que el cáncer tiene dos caras: la del dolor, desesperación, impotencia, rabia….Y la que te enseña a vivir, sacar fuerzas, coraje, valorar la vida y a quien te rodea.
Te pone a prueba en lo bueno y en lo malo.
Así que, querido cáncer, ya nos has enseñado todo lo que teníamos que aprender, ahora te toca irte por donde has venido porque estamos listas para VIVIR!

Vanesa

Tienes cáncer de mama metastásico

21057594_209226439610634_437572681_o

¿Me voy a morir? (lágrimas) ¡Me voy a morir! No puede ser verdad que me vaya a morir. ¿Te vas a morir mamá? No puede ser cierto, cariño.

El lunes consulta con el oncólogo. Empiezo con la quimio esta semana. No puedo creerlo, hija. ¿Qué hemos hecho para merecer esto? ¿Qué he hecho para merecer esto? No puede ser verdad que me vaya a morir.

Otra vez esta sala. Hola Marta, volvemos a vernos.

Mi vida, se me va a caer el pelo otra vez. ¡No mamá, otra vez no! Habrá que decirlo en el colegio. Sí, es necesario que los profesores lo sepan. No merezco esto. ¿Otra vez tiene que tocarme a mí?

Estoy cansada, me voy a dormir mamá. ¿Pero si sólo son las ocho hija? No merece la pena pelear. La vida es una puta mierda. Mis hijos serán huérfanos. No llegaré a vieja. El pelo se me cae a jirones. Estoy calva, otra vez. No pasa nada cariño, así estás más fresquita para el verano.

No me gustas calva, mamá. No vayas al cole, mis compañeros se reirán. Otra vez el pañuelo, ese viejo compañero. La gente me mira, no me gusta. ¡No me mire! La gente no respeta nada ¿No entienden que no quiero que me miren? Pobrecita, fíjate, tan joven…¡Y con dos niños pequeños!

Me duelen los huesos. Tienes que comer verdura. El brócoli es bueno. La cúrcuma es buena. Deja el azúcar, la leche y la carne. Lo dice Odile. Lo que daría por comerme un donut de chocolate pero no puedo. Me he comido el donut. Soy estúpida. Me voy a morir. Debo tomar té verde y algas en vez de donuts. Tienes que hacer ejercicio.

¿Mamá juegas conmigo? No cariño, estoy agotada. ¡Nunca juegas con nosotros!

No puedo acompañarte a quimio. No pasa nada, iré sola.

¿Estás durmiendo? ¿Vas al baño? ¿Bebes agua? ¿Comes sano? Lo que daría porque me dejaran sola. A veces sólo quiero gritar.

¿Por qué no quedamos? No me apetece, lo siento. Tienes que salir. No puedes estar todo el día encerrada. Tienes que estar contenta. Si estás triste, eso afecta negativamente a tu enfermedad.

No te quejes. Tu estás viva. Hay mucha gente que no ha podido luchar.

Quiero que esto acabe de una vez. ¿Dónde quedan mis sueños?¿Quién eres tu? En el espejo sólo veo una sombra de lo que fui.

El cáncer de mama se cura. El cáncer de mama no mata. Tu cáncer no es como el mío.

Nadie me entiende. He encontrado un grupo en Internet. Ve al psicólogo. No me chilles. Yo no tengo la culpa. Mamá te queremos. Eres una luchadora. Voy a pelear. No sé el tiempo que me queda. Clara ha muerto, Makamen ha muerto, Flor ha muerto. No puedo más. No tengo fuerzas. Sonríe. Tienes que seguir adelante. ¡Qué egoísta eres! ¿Te has parado a pensar en lo que pasaría si nos abandonas? Tu ya no sufrirías, pero ¿y nosotros?

Voy…………… a luchar.
No sé el tiempo que me queda pero sé que debo aprovecharlo.
Necesitamos visibilidad.
Necesitamos investigación.
¡Existimos!
Amanece. Un nuevo día y no me he muerto. Sigo aquí.
Tengo que aprender a respetarme más. A cuidarme más. A quererme más.
Yo soy lo primero.
Mi vida es única.
Mis hijos me necesitan.
Sólo importa el ahora.