Pequeños roedores

No creo que haya nadie que no esté a favor de la investigación, todos tenemos alguna enfermedad, defecto físico o psíquico que nos gustaría corregir o sanar, pero cuando en ello te va la vida, cuando puedes arañar unos añitos más tu supervivencia, te empapas en todas las noticias que se publican en cualquier medio de comunicación o redes sociales y confías en que en alguna de esa publicación, esté tu suspirito de vida. Así es el día a día de los enfermos de cáncer y en mayor medida la del metastásico, tanto es así que cuando todo falla, no nos importaría ser ese pequeño roedor, al que inyectan nuevos medicamentos, que funcionaran o no, pero dan una esperanza de vida, de la que muchos de nosotros carecemos o careceremos. De hecho todos estamos encantados de participar en ensayos clínicos, sin pensar que sí, que estamos siendo los nuevos roedores de laboratorio en los que ni más ni menos, ensayan sus nuevos medicamentos, sus efectos secundarios, su efectividad y sin embargo, todos levantamos la mano cuando piden voluntarios, pequeños roedores desesperados entre los que yo me encuentro, este es mi grupo, el grupo de ratones esperanzados, pequeños soldaditos rotos que pelean nada más y nada menos que por VIVIR con mayúsculas. No quisiera meteros prisa, pero es que no tenemos tanto tiempo.

Publicado por

margadiazblog

Soy enferma de cáncer metastásico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s