Mi cielo tiene otra estrella

Otra estrella más en el cielo, otra gran mujer nos ha dejado. Esto es lo que tiene esta enfermedad, cada tanto nos recuerda que esta aquí y que es mortal.

Pero lo que nos toca hacer ante esto es no detenernos, sino seguir con mas fuerza, vivir con mas intencidad, aprovechar nuestro tiempo y no dejar que esto nos hunda,  por que nada sabemos, por que lo único que vale es el aquí y ahora.
Siempre hay una fisura en esta coraza que me he puesto para no pensar nada negativo, para no tomar las cosas como algo personal,  para no pensar que esto tiene que ver conmigo, asi que si se me cuela una angustia, una tristeza por esa fisura, un esto es conmigo; abrazo con más fuerza y digo te quiero más fuerte. @heiheise @mamaconmetas

image

Tribu

Nunca fui de grupos grandes. Nunca tuve posters de artistas pegados en la pared, yo no seguía absolutamente a nadie. Era yo contra el mundo y me iba muy bien así. Claro tengo amigos preciosos para toda la vida y contados con una mano pero nunca muchos. Quizás porque siempre cambiaba de barrio, ciudad o país desde que era pequeña.
Yo sola era como mejor me las arreglaba.

Cuando vino el cáncer y las metástasis creí que seguiría siendo lo mismo, gran error! Con una enfermedad como la nuestra, necesitamos apoyo, amor , entendimiento y empatía. Necesitamos una tribu de amigas, compañeras de guerra que estén pasando lo mismo que nosotras, es más que vital!

Ellas nos devuelven la vida cuando estamos muy al fondo, ellas nos levantan y nos curan a pesar que ellas también estén en medio de sus dolores, quimioterapias o crisis familiares. No hay mujeres como ellas, son únicas, son diamantes para mí, que iluminan mi noche encima de mi mesita de noche.

Yo desde casi dos meses estoy aprendiendo a ser como ellas, quiero ser como ellas porque me llenan, he aprendido a quererlas aunque a la mayoría no las conozca, quiero ayudarlas en lo que pueda se han convertido en mi familia. Nadie me entiende mejor que ellas. Llevamos el mismo destino, la misma enfermedad y tengo el honor de haberlas encontrado.

Agradecida hasta el infinito por el grupo de cáncer de mama metástasico, por cada una de sus integrantes y sus vidas y su inmensa fuerza. Y porque no decirlo por sus ganas de vivir, que son de las más intensas que yo haya visto en mi corta vida.

Sofía

 

Vivir el presente

Cuando fui conciente de que puedo morir me entró mucha angustia, empecé a pensar en mis hijos, que harían sin mi?, como iba hacer su vida el día que yo no estuviera. Y yo? Ya no estaría en esos momentos especiales, ya no podría aconsejarles no estaría para ver sus logros ni consolarlos cuando las cosas no fueran bien. Así reflexionando entendí que no puedo controlar el destino ni el mio ni el de ellos, que el que yo este o no, no lo va cambiar, entonces comprendí que no soy indispensable, nadie es indispensable y aunque sea duro reconocerlo, la vida de ellos va a seguir cuando yo no este. Extrañamente ser cociente de esto me ha hecho sentirme mejor, me siento más ligera, como liberada, me he quitado una carga. No se cuando llegará ese día, si será pronto o por el contrario esta lejos, solo se que ya no me angustia y que lo único que tengo es el presente y no voy a desperdiciarlo pensando en las cosas que no se y que no puedo controlar.
Hay que soltar y liberarnos! @mamaconmetas

image

Los muertos vivientes

twdSeguro que muchos de vosotros sois seguidores de la serie de televisión “Los Muertos Vivientes” (“The Walking Dead”).

En realidad, la serie de televisión está basada en los comics de Robert Kirkman, que se comenzaron a publicar en el año 2003.

Una de las cosas que más me llamó la atención desde el principio, era el texto de la contraportada:

¿Cuántas horas
al cabo del día
pasas viendo la televisión?

¿Cuándo fue la última vez que cualquiera de nosotros DE VERDAD hizo algo para conseguir lo que quería?

¿Cuánto tiempo ha pasado desde que cualquiera de nosotros NECESITÓ algo de lo que QUERÍA?

El mundo que conocíamos ya no existe.

En un mundo gobernado por los muertos, por fin nos vemos obligados a vivir.

Qué frases tan duras… Y tan reales… Sea cual sea tu situación vital, invitan a reflexionar. Y es que la serie “Los Muertos Vivientes” no es una serie de zombies donde los muertos vivientes sean los protagonistas, sino que más bien son el escenario en el que se desarrollan los actos más grandiosos y los más deleznables de los que es capaz el ser humano.

¿Y qué tiene esto que ver con el cáncer de mama metastásico? Pues cuando empecé a pensar en esta entrada tenía un punto de vista un poco más pesimista. Pensaba en nosotras, las “diagnosticadas” con un cáncer que hoy en día es incurable, como los “muertos vivientes”… Muertas que caminan… Muertas que viven con una sentencia de muerte (valga la redundancia y la contradicción).

Pero después de darle algunas vueltas, me di cuenta de que nosotras NO somos el escenario a pesar del cual la vida sigue discurriendo con sus heroicidades y sus miserias. NO. Nosotras, las que tenemos claro que “lo nuestro no se cura” somos las que nos vemos obligadas a vivir.

Para nosotras se acabo el procrastinar, el dejar las cosas para mañana o para cuando tenga tiempo, el ahorrar (tiempo, dinero, caricias, sonrisas…), el postergar. Cuando recibes un diagnóstico de cáncer de mama con metástasis el mundo que conocías hasta ese momento se desmorona y deja de existir. Empiezas a obsesionarte con los días de vida que te quedan, con la calidad de vida, con los tratamientos y con miles de cosas más… Hasta que un día te das cuenta de que nada de eso tiene importancia y que lo que realmente cuente es VIVIR.

VIVIR con mayúsculas el aquí y el ahora. VIVIR por, con y para tus hijos, por con y para tu marido y tu familia, tus amigos. VIVIR por ti y para ti. Porque, cuando se acaban las segundas oportunidades y el fantasear con el futuro, lo único que queda es VIVIR.

Y te obsesionar con VIVIR.

No vale “sobrevivir”, no vale vivir arrodillado, no sirve pasar los días sin más.

VIVIR significa buscar cada día la oportunidad para crear y atesorar recuerdos con los tuyos.
VIVIR significa encontrar cada día el gozo en las pequeñas cosas.
VIVIR implica replantearte el mal humor y enterrar viejas vendetas.
VIVIR es amar con intensidad, REIR a carcajadas, SOÑAR con los ojos abiertos, VOLAR con la mirada, BEBER cada instante, ABRAZAR con pasión…
VIVIR son #MomentosYNoCosas

calvita

Y con esta gran lección vital que nos depara la vida a las “heavy metas”, dejamos de ser “muertas vivientes” y nos convertimos en expertas en vivir.

Y sí. Seguiremos teniendo nuestros días malos. Seguiremos teniendo días en que nuestro mal humor, nuestras ojeras, nuestros craneos pelados o nuestras pocas energías nos hagan parecernos un poquito más a esos zombis grises que forman parte del escenario. Pero en nosotras hay una magia especial que va más allá de la medicina y nos permite revertir la condición de nuevo a SERES HUMANOS ansiando VIVIR y volvemos de nuevo a sonreír, a caminar con ganas, a gozar y a disfrutar de la VIDA.

Así que si te cruzas con nosotras, no te apenes, no agaches la mirada, no nos compadezcas. Acompáñanos en nuestro viaje. Sé humano, tu también. Abandona el rebaño de los zombies y ayúdanos a construír esos recuerdos, a vivir #MomentosYNoCosas. Danos la mano, sonríenos y ayúdanos a cortar todas las cabezas que haga falta y todas las piernas que intenten ponernos la zancadilla.

No somos muertas vivientes. No somos zombies. Somos las surferas del Carpe Diem, somos las heavy metas, somos HUMANAS. Y tú ¿Qué eres? ¿Humano o Zombie?

Diario

IMG_2454Cuando me quedé embarazada supe que quería escribir un diario de mi embarazo hasta el día del parto. Quería que mi hijo (siempre supe en mi corazón que tendría un varón) supiera como fue su entrada en este mundo, en su mundo perfecto y calentito dentro de mi cuerpo. Logré escribir muchísimo y no sólo durante el embarazo sino hasta que llegó ESE DIA, el día de mi diagnóstico de cáncer de mama metastásico. Mi hijo cumplía ese día exactamente 20 meses. Aún lactaba, era mi ilusión llevar una lactancia larga y respetuosa.

Cuando pude asimilar la noticia, continué escribiendo en mi diario pero también decidí que quería escribir más diarios sobre mi hijo, sus avances y la felicidad que nos trajo con su vida. Ahora le escribo un cuaderno con frases que le digo cada día, con los apodos amorosos que le pongo, dibujo las cosas que le gustan y muchos consejos… por si el día de mi retirada me pilla antes de lo pensado. Tengo otro cuaderno con los nombres y direcciones de mis mejores amigos desde que estaba en el kindergarten hasta los de ahora, para cuando el quiera saber más de su mamá atráves de las personas que me conocen y con las que viví momentos únicos e inovidables.

Hoy soy feliz porque tengo mucho muchísimo que dar y agradecer cada día!! Todo es relativo… para mí un día de vida no son 24 horas es un regalo que disfrutar y para tí?

Sofía

 

Cosa de niños

image

Ayer mi hija, con esa inocencia propia de sus 6 años, sin venir a cuento empezó a preguntarme; ¿Qué tienes en el brazo? ¿Por qué esta malo? ¿Se va a arreglar?, yo empecé a balbucear a buscar esquivar el tema, pero se propuso insistir hasta que yo le dijera la verdad, así que me senté con ella en el filo de la bañera he intenté explicar que ya había tenido cáncer de seno, que me hicieron quimio, que se cayó el pelo, que hay células que no se murieron y se comieron mi hueso, los ojos que puso fueron un poema, me imaginé que su cabeza registró algo como un ‘monstruo se come a mamá’, salió del baño y le pidió a su hermana que le leyera un cuento que le leí cuando supe que tenía metástasis. En ese momento no le había dado importancia, más allá de un “Mamá que cuento más triste” así que, quedó ahí como otro libro más.

Recuerdo que esa primera vez creí que me preguntaría algo pero aparentemente no le dio importancia pero ahora se que lo guardó en su memoria porque ayer lo escuchó con atención.

Cuándo le di el beso de buenas noches me dijo: ¿mamá estar sin pelo es horrible no? ¿Qué harías si un ladrón te da a escoger (nótese que aquí el ladrón no da la opción clásica de el dinero o la vida) entre tener cáncer o morir?
Se podrán imaginar como me quedé, un momento sin aire, dudando entre tener cáncer o morir.
Quizás muchos pensarán que es fácil, que tener cáncer es mejor antes que morir, pero solo los que conviven con este cáncer entienden que dudara, que elegir no fuera tan simple.
Al final le dije: preferiría tener cáncer porque aún enferma podría seguir abrazándote. Me abrazó y me dijo -si es mejor tener cáncer.
Así que aquí estoy, con mi cáncer pero abrazada a lo que más amo.