Historia de Marieta

marietaTodo empezó cuando terminé de dar el pecho a mi hijo Hugo en noviembre de 2014. Un día de repente noté un bulto grande, después de hacerme varias pruebas me diagnostican una mastitis, cada 3-6 meses tenia revisiones siempre con el mismo diagnóstico y el no pasa nada tranquila.

Llego febrero del 2016 con una buena noticia, sin esperarlo estoy embarazada, llamo al ginecólogo que me llevó para mi hijo Hugo y nos dice que nos vemos en 4 semanas para la primera visita, mi preocupación es que sigo teniendo el bulto y quiero dar pecho. Llega marzo y lo primero que le digo es que tengo este problema y llevo tiempo tratándolo y no se soluciona, quiero que me lo soluciones, comprobamos que sí que estoy embarazada y me manda un sinfín de pruebas, lo recordaré toda la vida, cuando empieza mi pesadilla.

Miércoles por la tarde voy hacerme una ecografía mamaria, me dicen que en dos días pase a recoger resultados, a las 20,30 de la noche me llaman que el resultado está, que por favor mañana pase a recoger resultados. Jueves voy a por resultados y le digo a la chica que tengo cita para el Martes para ver resultados, que si es aconsejable ir ahora o el lunes, y me dice pasa, y el médico que esté le enseñas y el te dirá si esperas o te atiende él.

Voy a zona de ginecología, hay una señora, mira las pruebas y me dice sube a la unidad de mama ya he llamado yo y te están esperando. Voy a planta de unidad de mama y así es, me espera una señora, veo que esta algo enfadada, me mira, me pregunta si vengo sola, le digo que sí, me manda a zona donde me hice la ecografía y a hacerme una biopsia. El chico de la biopsia me dice que el lunes recoja resultados. Paso un fin de semana muy raro, nerviosa pero por otro lado decía si fuera algo mal me hubiera llamado.

Llega el día de mi horror, recojo pruebas, voy a zona de unidad de mama a ver resultados, me vuelve a preguntar -vienes sola, y le digo -si claro, y fríamente me dice -Bueno, primer paso interrumpimos embarazo, segundo paso oncología que te diga tratamiento a seguir y luego operación. Salgo llorando, llamo a mi marido y a mi madre, mi madre se prepara para venirse donde yo vivo para poder estar a mi lado y apoyarme en todas las pruebas .

Martes voy al ginecólogo y me confirma que lo mejor es interrumpir el embarazo ya que el feto puede formarse mal pero  quiere hablar con mi marido y explicárselo bien también a él, el problema de estar embarazada y con tratamiento de quimio.

Miércoles por la mañana y tarde pruebas, analíticas, jueves visita con la oncóloga más pruebas, viernes día de pruebas y sábado 23 de abril interrupción de embarazo.

Lunes oncóloga de nuevo me manda pec-tac, vemos resultados miércoles y me dice que han salido más cosas aparte del pecho, que vamos a hacer un rastreo óseo, se confirma también tengo metástasis ósea, afectados varios huesos, vertebra 12 cadera y fémur, me dice que me cambia de hospital que también pasa consulta en otro y que me quiere tratar allí, este hospital esta algo más lejos de mi casa pero no pasa nada si es mejor allí vamos, me visita un miércoles y viernes 5 de mayo empiezo la quimioterapia .

Todo esto llevando una tienda y una tienda online de moda y puericultura ilusionada con mi proyecto continúo con él, contratando una chica para que me ayude. Me confirman que el tratamiento  va a ser para largo y decidimos cerrar la tienda en diciembre para estar algo más tranquila y llevar solo la tienda online.

A partir de enero del 2017 todo cambia, empiezo a encontrarme más cansada llevando la radio y la quimio al mismo tiempo, no doy a todo, me encuentro súper cansada, no puedo ni llevar mi casa bien, tiene que volver mi madre para poder ayudarme, todo se me hace cuesta arriba, y encima tengo que aguantar los comentarios de que bien te encuentro, mira que colores de cara tienes, llega un momento que todos estos comentarios me ofenden porque no ven lo mal que lo paso y el esfuerzo que hago por estar bien delante de la gente.

One response to “Historia de Marieta

  1. Marieta, cuántas cosas te arrebató el cáncer además de la salud, Dios mío!. Ojalá todo se haya ido “recolocando” y te hayas encontrado gente amable en el hospital y tu familia te haya dado todo el cariño que necesitas. Un abrazo enorme.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s